Amazon

viernes, 21 de diciembre de 2018

Consecuencias de nuestras acciones.


Durante todas nuestra vida constantemente tomamos decisiones, pretendemos que son buenas o malas, sin embargo, independientemente de ellas siempre acarrea consecuencias, pero ¿Por qué? En realidad son muchas las posibilidades que se pueden pensar lo que ocurre, y dependiendo de nuestras creencias podemos dar respuesta a esto.


En algunas culturas específicamente en las religiones dhármicas existe el Karma lo que indica que todo lo que hacemos tiende a devolverse, es decir, es como si lo malo que realizáramos creara una energía negativa que se acumula en alguna parte del cosmos y luego al tiempo somos nosotros la victima de ese hecho que en su momento provocamos, así mismo, todo lo bueno que hacemos conlleva a una retribución del cosmos, es una manera de la justicia divina y el equilibro natural.

Aunado a esto existe lo que se conoce como la ley del bumerán en metafísica o ley de causa y efecto, que técnicamente quiere decir que se devuelve todo lo que haces (parecido al Karma) actúa como tal cuando lanzas alguna acción hacia otra persona, ella tiende a devolverse por lo que ocasionalmente oímos más que todos de nuestros padres frases como: “no hagas lo que no te gusta que te hagan” esta oración más que una ley es una forma de vida, si se es una persona que busca hacer lo correcto e independientemente de lo que pase o no, espera que los demás alrededor no se sientan mal.

Todo lo que provocamos trae un efecto consigo, es decir, que si hago buenas acciones recibiré buenas acciones y si hago malas acciones entonces recibiré malas acciones, parece buena ecuación y bastante elegible, empero transcurre los días podemos percatarnos que no sucede, pues en ninguna parte dice en que tiempo ocurrirá.

Curiosamente, la tercera ley de Newton habla de algo parecido (y ya esto es física, ciencia fáctica) y ella indica que a cada acción conlleva una reacción de igual magnitud en dirección opuesta, por lo tanto si nosotros realizamos una acción vamos a provocar una reacción de igual magnitud en dirección opuesta, es decir, en nuestra dirección, si realizamos buenas acciones recibiremos eso, lo mismo pasa con las malas acciones.

Paralelamente, tenemos la ley de atracción, esta postula que atraemos las cosas en base a nuestros pensamientos, esta creencia pseudocientífica nos hace reflexionar de que si tenemos en nuestros pensamientos cosas negativas porque estamos premeditando una maldad, entonces vamos a atraer la maldad, algo parecido a la envidia que atrae miseria, empero si mantenemos los pensamientos y los ideales de realizar buenas acciones entonces eso será lo que atraeremos.

Ahora bien, hay otra teoría ya un poco más científica en psiquiatría lo que se conoce como “La autorrealización de la profecía”, ella postula que realizamos ideas y pensamientos antes de que ocurra un suceso, y luego somos nosotros lo que colocamos los elementos para que eso suceda, y nos hacemos pensar que eso ya iba a suceder porque lo habíamos presentido, porque vemos el futuro, porque es parte del karma, porque nosotros lo atraemos, cuando en realidad simplemente lo provocamos.

Y todas las teorías pospuestas anteriormente llevan a lo mismo, nosotros provocamos cada acción que ocurren en nuestra vida colocando los elementos necesarios para que reaccionen positiva o negativamente, toda acción lleva consecuencias, sean buenas o malas, las consecuencias ocurren, acciones buenas provocan consecuencias buenas, y acciones malas traen consecuencias malas.

Simplemente cosechamos lo que sembramos, sin embargo, es más fácil pensar en algo divino o pseudocientifico que ver claramente la lógica de las cosas, si le hacemos bulling constantemente a una personas lo más razonable es que luego esa persona nos agreda por tanta provocación o que al tiempo debido a la observación y comentarios de otros nos comienzan a hacernos bulling a nosotros.

Es sentido común, es objeto de lógica, no debemos hacer lo que no nos gusta que nos hagan porque sembramos eso y luego lo vamos a cosechar, hay personas que piensan “si le gusta tanto eso entonces que reciba una cucharada de su propia medicina”, lo que debemos hacer es actuar de forma correcta y sembrar buenas acciones, no porque así lo devuelva un dios o un destino es que simplemente recibiremos eso, si nos convertimos en delincuente entonces nos esperara la cárcel como resultado.


Seguro que tienes más comentarios sobre esto, opiniones personales o diferencias de mi punto de vista, incluso experiencias, perspectivas, argumentos y/o anécdotas te invito a comentarlas, recuerda que en Pomum cualquier cosa puede ser escrita.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Amazon