martes, 4 de diciembre de 2018

Exigencia de la sociedad para la apariencia personal.



Mucho se ha hablado de la apariencia personal y ciertamente es menester guardar una buena apariencia por higiene personal.

Por ejemplo, cortarse el cabello, bañarse a menudo, tener barba rasurada, incluso las partes íntimas.

De hecho se puede cohibir muchos olores desagradable para otras personas que estén en nuestro entorno. Lo que puede ser acompañado de perfumes y otros aromas para maxizarlo.

Sin embargo, si bien es importante la apariencia personal. ¿Por qué se considera necesario afeitarse de una manera u otra? ¿Por qué el corte de cabello debe ser seleccionado por la sociedad para ver si te “luce” o no?.

¿No debería ser elegido más bien por el cliente o por la persona que desea hacerlo? ¿Por qué criticar si alguien se corta el cabello de una manera o de otra?

Así mismo, ¿Por qué se debe cumplir un patrón de vestimenta dependiendo del lugar donde vivas?. ¿Por qué la sociedad se considera con derecho de criticar tu vestimenta, si te colocas los pantalones pegados o acampanado?. ¿Debería ser el individuo el que elija como vestirse a manera de que se sienta cómodo?

Como estas preguntas existen muchas. Las cuales se pueden realizar en torno a la apariencia personal. Debido a que la sociedad nos arrastra por el camino de la “moda”.

Un patrón seleccionado principalmente como agente de comercio, se vendió (y se vende). Una vestimenta, un estilo, una “moda” y la sociedad lo ha tomado muy personal y se han apropiado a la idea, dándole fortaleza.

No quiero decir con esto que las personas no se vean bien o mal. Si es correcto lo que hacen o no, empero si quiero mencionar que no deberíamos criticar a un individuo por su originalidad.

No debemos penetrar en su intimidad y su manera de hacer las cosas, porque lo importante es que se sienta bien y se encuentre cómodo con las cosas que efectúa.

Aparentemente, el cerebro humano trabaja a través de patrones, de esa manera puede asimilar mejor la información.

Tiende a seguir secuencias y uniformidad, así se puede obtener información más rápido. También la asimilación de las secuencias vivenciales de la vida cotidiana y la apariencia personal no escapa de ello.

Es por eso, que se considera que la sociedad empuja a los otros individuos a vivir debajo de los patrones existentes. Así se plantea todo de manera uniforme conforme a las necesidades psicológicas que cada individuo necesita.

Motivo por el cual algunas personas son más criticonas que otras. (cabe destacar, que este elemento también se puede dar por su crecimiento personal o características psicológicas muy particulares)

Lo que nos llevaría a visualizar que un individuo que no cumpla con esa “norma” con esta “regla” entonces estaría incumpliendo un patrón social.

Lo que se convierte en una imagen abstracta en cuanto a la asimilación psicológica de las demás personas, donde los prejuicios salen a flote.

Me gustaría con que las acciones a futuro no sean propiciadas ni incentivadas por los paradigmas y los estereotipos sociales.

Espero que poco a poco la sociedad pueda reconsiderar y moderas las criticas (en ocasiones ofensivas) que les hacen a su prójimo.

Ya que no sabemos en qué situación podamos estar en un futuro ni sabemos qué posición tenga el otro.

Hay que considerar que la apariencia personal es para que los individuos se sienten cómodos al ser originales sin tener que depender de lo que digan los demás.

Igualmente, hay personas con ciertas características económicas que no les permite seguir estas “modas”, y debemos tener cuidado.

Debido a que estas costumbres se están transmitiendo de generación a generación por medio de los hijos perdiendo poco a poco la humildad. Algo que si los padres no les enseñan la vida y la sociedad lo hará.



No hay comentarios:

Publicar un comentario